Tratamientos como la ultracavitación o lipocavitación, que utiliza técnicas de ultrasonido para quemar grasa localizada y el carboxi para disminuir la celulitis y la piel de naranja, están tomando fuerza entre las mujeres que quieren mejorar su figura sin tener que ir al quirófano.